Plaza del Pópulo/Plaza de los Leones

Al igual que hace con la plaza de Santa María, Federico García Lorca describe la plaza del Pópulo o de los Leones de forma admirada y sombría, lamentándose del abandono en que se halla.

CIUDAD PERDIDA (BAEZA)

I Baeza

(…) En una plaza serena, que tiene un palacito elegante pero mutilado y deshecho, un altar gracioso con flores de trapo junto a la seriedad aristocrática de un arco triunfal con aire guerrero, y una fuente con leones desdibujados en la piedra (…)

La Plaza del Populo era una de las plazas más importantes de Baeza, que albergaba los principales edificios públicos.

En esta plaza se localizaban instituciones como las Antiguas Carnicerías -actual sede de los juzgados-, la Audiencia Civil y Escribanía Públicas o casa del Pópulo -actual Oficina de Turismo-, el Arco de Villalar, la Puerta de Jaén o la Fuente de los Leones, llamada así por los elementos ornamentales en forma de león por las que brotaba el agua y que al parecer proceden de las ruinas ibero-romanas de Cástulo, lo cual hoy está en entredicho, pues para los expertos en escultura ibérica su labra en piedra silícea y su apariencia formal hacen pensar en una cronología mucho más moderna.