Sin categoría

Santuario de la Virgen de Tíscar

Antonio Machado visitó el Santuario de la Virgen de Tíscar, Patrona de Quesada, en las excursiones a las fuentes del Guadalquivir.

El Santuario se localiza a catorce kilómetros de la localidad, al pie de la Peña Negra, accediendo al mismo a través de una sinuosa carretera de montaña.

El Santuario es un enclave de peregrinación desde siglos atrás (el actual edificio que alberga el Santuario fue reconstruido a lo largo del siglo XX sobre los restos de una primitiva ermita medieval).

En el interior de templo encontraremos la imagen de la Virgen de Tíscar, tallada por el escultor Jacinto Higueras.

En los últimos años el Ayuntamiento de Quesada viene celebrando conciertos de distinto género musical el primer sábado de agosto en la Explanada del Santuario. Además, las aldeas de Tíscar, Belerda y Don Pedro celebran la Fiesta de los Cargos o del Dios Chico durante los días 26, 27 y 28 de diciembre.

Ya en el Santuario, en la explanada de entrada al templo, en homenaje a Antonio Machado, hay un poema en piedra que data de 1959 y que hace alusión a la Cordillera o Cuerda de los Agrios, una espina montañosa que se derrumba sobre el puerto de Tíscar y que discurre paralela a la loma del Cabañas, una de las principales alturas del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas:

CLXVI

VIEJAS CANCIONES

IV

En la sierra de Quesada

hay un águila gigante,

verdosa, negra y dorada,

siempre las alas abiertas.

Es de piedra y no se cansa.

(…)

Sobre el Santuario, en la Peña Negra, se alzan los restos del castillo roquero, construido en el siglo XIV bajo dominio cristiano, del cual solo se conserva la torre del Homenaje. A escasos metros carretera abajo, se encuentra la Cueva del Agua -declarada Monumento Natural de Andalucía por la Junta en abril de 2019-, con cascadas y saltos de agua espectaculares, considerada una de las más deslumbrantes maravillas geológicas de la provincia de Jaén, y que, sin duda, Machado visitó en su búsqueda de las fuentes del Guadalquivir.

Sin categoría

Parque del camino al Puerto de Tíscar

En un parque de reciente construcción en el camino al puerto de Tíscar, el Ayuntamiento de Quesada ha homenajeado a Antonio Machado con unas cerámicas donde se reproducen fragmentos del poema Apuntes para una geografía emotiva de España.

A LA MANERA DE JUAN DE MAIRENA

Apuntes para una geografía emotiva de España

V

En Alicún se cantaba:

(…)Si la luna sale,

mejor entre los olivos

que en los espartales.”

VI

Y en la sierra de Quesada:

Vivo en pecado mortal:

no te debiera querer;

por eso te quiero más” (…)

Sin categoría

Paseo de las murallas

Poco a poco, Antonio Machado va adaptándose al ambiente rural de Baeza y su deslumbrante paisaje extramuros. Disfruta de paseos periurbanos que lo llevan al cerro del Alcázar y sobre los restos de la antigua muralla. Uno de los espacios más frecuentados por Antonio Machado, que lo recorre una y otra vez en sus ejercicios de meditación.

En un punto de dicho paseo una placa y un monumento a Antonio Machado con busto de Pablo Serrano recuerdan al poeta en la actualidad. Dicha escultura se realizó para el homenaje al poeta en 1966, aunque no llegó a Baeza hasta 1983. Desde los miradores del paseo domina el valle medio del Guadalquivir con su hermoso horizonte alfombrado de olivos y recortado por las sierras de Cazorla, de Mágina y los montes Aznaitín y Jabalcuz.

Esta estampa le sirve de evasión y de impulso a su capacidad creadora, naciendo aquí sublimes versos que describen este paisaje.

CAMINOS

(…) De la ciudad moruna

tras las murallas viejas,

yo contemplo la tarde silenciosa,

a solas con mi sombra y con mi pena.

El río va corriendo,

entre sombrías huertas

y grises olivares,

por los alegres campos de Baeza

Tienen las vides pámpanos dorados

sobre las rojas cepas.

Guadalquivir, como un alfanje roto

y disperso, reluce y espejea. (…)

Monumento a Antonio Machado en el Paseo de las Murallas
Sin categoría

Plaza de Santa María y Catedral

Machado nos deja dicho que sus aficiones eran pasear y leer.

José Chamorro, en su obra Antonio Machado en la Provincia de Jaén, intenta reconstruir el itinerario del poeta en sus paseos: “las calles de Santo Domingo, de San Pablo, de San Andrés, la Puerta de Úbeda, el Arco del Barbudo, etc.; destacando “recintos tan artísticos y españoles como la plaza de la Catedral con su fuente monumental, erigida con la majestad de un arco de triunfo, plaza tan solemne como solitaria con el musgo de los viejos muros y la hierbecilla verdegueante entre las losas y piedras del pavimento”.

Entre sus deambulaciones por el casco histórico de Baeza, Machado ha dejado algunas estrofas dedicadas a este espacio, como el famoso poema de San Cristobalón.

APUNTES

III

Por un ventanal,

entró la lechuza

en la catedral.

San Cristobalón

la quiso espantar,

al ver que bebía

del velón de aceite

de Santa María.

La Virgen habló:

Déjala que beba,

San Cristobalón.

La Catedral de Baeza, Bien de Interés Cultural desde 1931, se ha ido erigiendo sobre sucesivas edificaciones: un templo romano, posteriormente una mezquita, hasta su conversión al culto cristiano en el siglo XII. Desde entonces ha sufrido numerosas transformaciones arquitectónicas hasta su estado actual, con múltiples elementos de diversas épocas, como la Puerta de la Luna, de estilo gótico mudejar.

La Puerta del Perdón, de estilo gótico; o la fachada principal que es de estilo renacentista, que es su carácter más dominante. En la reforma renacentista colaboró Andrés de Vandelvira.

El interior de la Catedral de Baeza también presenta estilos diferenciados, con pilares góticos, bóvedas de crucería, rejas renacentistas, capillas mudéjares y capillas renacentistas, así como el retablo mayor, de estilo barroco.

También en el interior de la Catedral, se encuentra el Museo Catedralicio, que conserva piezas de gran valor y reconocido prestigio.

Sin categoría

Sede de la Universidad Internacional de Andalucia «Antonio Machado»

La Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) es una institución para dar apoyo al sistema de ciencia y tecnología andaluz en la formación de postgrado, la investigación, la transferencia del conocimiento, la digitalización, la formación permanente y la internacionalización. En homenaje al poeta, la sede de la UNIA en Baeza lleva su nombre. La UNIA se asienta en dos edificios: el renacentista Palacio de Jabalquinto, de finales del siglo XV y el Antiguo Seminario Conciliar, edificio barroco enclavado en la plaza de Santa María, frente a la Catedral -también renacentista- y las Casas…

Sin categoría

Instituto «Santísima Trinidad» de Baeza

Machado llega a Baeza para tomar posesión de la cátedra de lengua francesa en el entonces denominado Instituto General y Técnico, ahora Instituto “Santísima Trinidad”.

CXXVIII

POEMA DE UN DÍA. MEDITACIONES RURALES

(…)

Siempre te ha sido, ¡oh Rector de Salamanca!, leal

este humilde profesor de un instituto rural.

(…)

El centro está ubicado en la que fuera sede renacentista de la antigua Universidad de Baeza, con edificios añadidos a lo largo del tiempo. El poeta ocupó un aula de la planta baja para impartir clases de francés, la cual todavía se conserva intacta y puede ser visitada como aula-museo. En el aula-museo se expone mobiliario, pertenencias y documentación relativa a la vida de Machado como profesor: pupitres antiguos, sillón del profesor con brasero (también el aula, como el pueblo, es húmeda y fría), perchero de madera, paraguas …

Sin categoría

Residencia en calle Gaspar Becerra

El sueldo de catedrático no le permitía muchos dispendios a Antonio Machado, por lo que pronto tuvo que dejar el hotel Comercio y buscar alojamiento de alquiler.

Primero alquila una casa para residir con su madre en la calle Prado de la Cárcel (hoy Pasaje del Cardenal Benavides), pero la encuentra destartalada y fría, por lo que se traslada a otra, aunque más modesta, la encuentra más cómoda y luminosa. Una casa contigua en la misma calle, que hacía esquina con la calle Gaspar Becerra, desde donde Machado divisa la portada plateresca de la cárcel vieja, hoy Ayuntamiento de Baeza.

En ella residió, sólo o acompañado temporalmente por miembros de su familia, hasta su traslado a Segovia en 1919.

Actualmente hay un mosaico (Pasaje del Cardenal Benavides) y una placa (calle Gaspar Becerra) que recuerdan la presencia del poeta en esta vivienda.

Sin categoría

Rebotica de Don Adolfo Almazán

Machado solía asistir por las tardes a las tertulias que se mantenían en la rebotica de Don Adolfo Almazán, profesor de gimnasia en el instituto y alcalde de la ciudad en 1914.

El edificio original de la farmacia de Almazán estuvo situado en la calle de San Francisco, frente al antiguo convento franciscano.

La farmacia estuvo en funcionamiento hasta los años setenta del siglo XX. Posteriormente fue cerrada y luego demolido el edificio donde se encontraba.

En esas reuniones, aunque el poeta se solía mantener callado y oyendo a los demás, se hablaba de política, del campo y del tiempo.

Unas tertulias donde Machado acudía junto a los amigos del farmacéutico: el médico, algún concejal, el director del instituto, algún abogado, el notario, el registrador y el secretario del instituto.

CXXVIII

POEMA DE UN DÍA. MEDITACIONES RURALES

(…) Es de noche. Se platica

al fondo de una botica.

—Yo no sé,

don José,

cómo son los liberales

tan perros, tan inmorales.(…)

Sin categoría

Casino de Artesanos

Otro lugar de reunión para Machado era el antiguo Casino de Artesanos, hoy desaparecido.

Este casino fue testigo de algunos de los episodios más singulares del paso de Machado por Baeza y es aquí donde, en una velada, se encuentra con un joven Federico García Lorca todavía más músico que escritor.

Uno de estos episodios ocurrió nada más llegar a esta ciudad e ir a presentarse al director del instituto en su domicilio.

Al llegar, le dijeron que estaba en “la agonía” y Machado respondió: “cuánto lo siento”; hasta que le aclaran que se referían al Casino de los Artesanos.

Al casino lo llamaban “la agonía”, porque sus componentes, casi todos labradores, pasaban el tiempo augurando ruinas por el mal estado de las cosechas y la falta de lluvias.

El segundo episodio, artísticamente de mayor calado, ocurre al encontrarse en el Casino de los Artesanos con un joven Federico García Lorca, todavía más músico que escritor.

El poeta granadino visita Baeza tanto en 1916 como 1917 como miembro del grupo de estudiantes de la Universidad de Granada que dirigía el profesor de Teoría de la Literatura y las Artes, Domínguez Berrueta.

En una de sus dependencias tuvo lugar una velada en que Antonio Machado recitó para los viajeros versos de Rubén Darío y fragmentos de La Tierra de Alvargonzález, mientras que el joven estudiante Federico García Lorca tocó al piano piezas andaluzas como la Danza de la Vida Breve de Falla.

La Tierra de Alvargonzález. Antonio Machado

Los Asesinos

I

(…)

Se acercaban a la fuente.

El agua clara corría,

sonando cual si contara

una vieja historia, dicha

mil veces y que tuviera

mil veces que repetirla.

(…)

Sin categoría

Nuevo Casino

El Casino de Señores o Nuevo Casino, era un importante espacio de reunión para Machado.

El casino está todavía ubicado en el mismo edificio histórico de la calle de San Pablo. En su sala de los espejos, el poeta prolonga a veces sus tertulias y si lo solicitas te podrán enseñar el documento donde el poeta figura como el primer socio transeúnte del casino.

Junto a la fachada del edificio se ha colocado una bella escultura sedente del poeta, realizada por el escultor Antonio Pérez Almahano en 2009.